“El movimiento estudiantil debe recuperar protagonismo”

oclae 50 años estudiantes

Entrevista a Luis Aguirre, Miembro del Secretariado General de la OCLAE

(EN MARCHA | 31 de marzo de 2017)

Los problemas y reivindicaciones de los estudiantes latinoamericanos son comunes: requieren una educación pública, gratuita y de calidad, orientada a encarar las necesidades del desarrollo soberano de los pueblos.

El movimiento estudiantil latinoamericano vive una momento particular, hace esfuerzos por lograr su recuperación y alcanzar un protagonismo en la vida política de sus respectivos países, pero la tarea no es sencilla porque se enfrentan circunstancias y problemas complejos de distinta naturaleza. Desde la OCLAE (Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes) trabajamos para superar la actual situación -dice Luis Aguirre, miembro del Secretariado General de esta organización-, en las reuniones y eventos que organizamos discutimos y definimos acciones para lograr ese propósito, y la última reunión del secretariado realizada a inicios de marzo, en Argentina, no fue la excepción.

Uno de los escollos más difíciles pero fundamentales que debe superarse para lograr esa recuperación es la afectación ideológica. “La juventud está afectada por ideas contradictorias a lo que debería ser el rol del joven en la sociedad, influyen con fuerza puntos de vista que niegan la necesidad de organizarse, de movilizarse para conseguir sus reivindicaciones o que su única preocupación debe ser estudiar y alcanzar un título profesional. Existe un trabajo sistemático, desde distintos lados, que busca establecer estos criterios y evitar el desarrollo de una conciencia social y política entre los jóvenes”.

La presencia de los denominados gobiernos progresistas también ha afectado al movimiento estudiantil por varias vías. “En algunos países las federaciones estudiantiles se preocuparon más por defender a ‘sus’ gobiernos y pusieron en segundo plano las reivindicaciones de los estudiantes; en los casos en los que las organizaciones hicieron demostraciones de resistencia a políticas negativas de esos regímenes fueron objeto de retaliación, sea eliminándolas o dividiéndolas. Un ejemplo de ello es nuestro país, el gobierno ha hecho varios esfuerzos por dividir a la FEUE.”

Aún cuando unos países son gobernados por neoliberales y otros por supuestos “progresistas” y “socialistas del siglo XXI”, los problemas y reivindicaciones de los estudiantes latinoamericanos son comunes: requieren una educación pública, gratuita y de calidad, orientada a encarar las necesidades del desarrollo soberano de los pueblos. Eso vemos en las luchas de los estudiantes chilenos, mexicanos, argentinos, colombianos o ecuatorianos. Desde la OCLAE tenemos una plataforma y un plan de acción para lograr que estos elementos se materialicen, así como también que se respeten y apliquen los postulados de la Reforma de Córdoba, como son la autonomía universitaria, el cogobierno estudiantil… que prácticamente han sido eliminados en todos los países. Cien años después de que los estudiantes argentinos proclamaran al mundo esas exigencias a las actuales generaciones de estudiantes nos corresponde retomarlas, dice Aguirre.

Rechazamos la criminalización de la protesta social que se expresa en la represión, desaparición, enjuiciamiento, chantaje, torturas y la muerte de estudiantes y dirigentes sociales por el único delito de exigir sus derechos, rechazamos la persecución política que se da en Honduras, Ecuador, México, Colombia, Brasil, etc. Respaldamos la lucha justa del pueblo boliviano en la demanda soberana de salida al mar que como movimiento estudiantil entendemos que se trata de un derecho adquirido.  (Tomado de: Declaración final del Secretariado General de la OCLAE)

Marzo, 2017, Argentina

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


quince − 8 =