Hamburgo demostró la agudización del conflicto interimperialista

g20 protestas

En Marcha |

El G20 evidenció las contradicciones interimperialsitas y la reacción de los pueblos contra las políticas expoliadoras de estas naciones.

El 7 y 8 de julio se reunió en Hamburgo el denominado Grupo de los 20 o G-20, foro integrado por los 20 países más ricos del mundo, que representan el 85% de la economía mundial.

El G-20 existe en el formato actual desde otoño de 2008, cuando el Foro por primera vez se reunió a nivel de jefes de Estado y de Gobierno. En esa ocasión Nicolas Sarkozy presidente de Francia, propuso en la convocatoria la necesidad de “refundar el capitalismo”. “La crisis financiera por la que pasamos no es la crisis del capitalismo, es la crisis de un sistema que se ha alejado de los valores del capitalismo, que en cierto modo los ha traicionado” indicó en ese entonces el premier francés.

Han pasado casi diez años desde esa reunión y las condiciones de explotación, violencia se han afirmado en el mundo, conflictos como los de Siria, Irak, Afganistán se han profundizado y han cobrado la vida de miles de hombres, mujeres y niños. Las declaraciones pomposas, las fotos y los cocteles que caracterizan este tipo de eventos se contradicen con la realidad de pobreza y miseria que viven la mayoría de los pueblos de los países que conforman esta conferencia.

La reunión de Hamburgo tuvo como elemento central la creciente inestabilidad geopolítica en varias regiones del planeta. Según datos de las Naciones Unidas a 2016 hay más de 65 millones de desplazados en el mundo. Diez millones en el último año con Siria, Sudán y Afganistán a la cabeza. Un número superior al dejado por la Segunda Guerra Mundial.

Por su parte, miles de trabajadores, estudiantes, ecologistas, defensores de los DDHH protagonizaron protestas contra la cumbre. La denominada “acampada anticapitalista”, que se esperaba que concentre a 40.000 personas fue al principio prohibida por las autoridades locales, pero tras recurrir sus organizadores a varias instancias judiciales lograron que se autorizara, aunque solo como lugar de concentración diurno. La resistencia a las políticas de las potencias imperialistas se expresó en las calles de la ciudad alemanda. “Bienvenidos al Infierno” fue el slogan escogido por los organizadores de las acciones de resistencia que terminaron en violentos enfrentamientos cuando más de 20000 uniformados reprimieron las acciones, incluso Melania Trump fue atrapada por las manifestaciones y no pudo abandonar su lugar de alojamiento por varias horas.

Las presiones sociales obligaron a que los asistentes a la cumbre planten la cara a Trump y dejen sólo a este en su posición sobre el cambio climático, dejando de esta manera a los EEUU solo en el compromiso de cumplir los acuerdos sobre este tema.

Más allá de las fotos y de los escándalos de la familia Trump, lo cierto es que el G20 evidenció las contradicciones interimperialistas y la reacción de los pueblos contra las políticas expoliadoras de estas naciones.

1 Trackback / Pingback

  1. Red News | Protestation

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


16 − 8 =