¡Cuba no está sola!

cuba no esta sola

-Simón Arancibia (Miembro del Buró Político del PCR)

Este 1 de enero celebramos 59 años de la victoria de las fuerzas revolucionarias en Cuba, la isla rebelde que fue lumbrera y esperanza del continente durante los tiempos más oscuros de dictaduras militares y represión. Reivindicamos la soberanía y dignidad cubana frente al imperialismo yanqui con sus constantes atentados y su criminal bloqueo, así mismo reivindicamos los logros de la Revolución Cubana que son innegables: la tasa de alfabetismo adulto de 99,8% y una tasa de mortalidad infantil (de menores de 5 años) inferior a 6 por 1.000 nacimientos (UNICEF), el gasto social mayor al 36% del PIB (en América Latina el promedio es de 14,5% – CEPAL, 2015).

El pueblo boliviano tenemos una relación muy estrecha con el pueblo cubano, siendo un elemento importante la presencia del Comandante Che Guevara junto a combatientes internacionalistas cubanos en nuestro país (tema que debe abordarse en otro documento). Históricamente el movimiento obrero y popular boliviano ha demostrado su solidaridad con la Revolución Cubana, en las campañas contra el bloqueo, por la libertad de los 5 héroes anti-terroristas y apoyo recolectado ante los diversos desastres naturales. En la última década el pueblo cubano nos ha apoyado en las campañas de alfabetización, salud comunitaria, becas universitarias, ente otros temas.

Ante la solidaridad internacionalista, los gobiernos de turno han desatado el odio anti-comunista y anti-cubano, buscando fortalecer el sentimiento chovinista con viles mentiras contra la isla revolucionaria (Bolivia no será otra Cuba, etc.). Este odio anti-cubano y anti-comunista se manifiesta claramente en algunas de las consignas de las marchas de estudiantes, trabajadores y profesionales en salud en las actuales movilizaciones, y en los documentos de la última reunión ampliada de la propia COB que sostiene que el código penal viene de inspiración cubano – venezolana (para “someter, perseguir, acallar y encarcelar”). Mientras en los países fronterizos de Perú y Argentina, los pueblos movilizados son brutalmente reprimidos por gobiernos neoliberales y no se dice nada al respecto, dirigentes políticos se empeñan en denunciar la ‘dictadura’ cubana y sus pretensiones con nuestro país.

El modelo que hoy impulsa el gobierno de Evo Morales, que mantiene una concepción neoliberal de Estado en el que educación y salud quedan reducidas a servicios prestados (por el sector público o privado, con o sin fines de lucro) difiere en todo sentido con el modelo cubano en el que el estado garantiza educación y salud como derechos humanos universales.

Seamos claros al caracterizar el proceso actual de reformas socio-económicas en Cuba, cuya orientación es para a una mayor apertura del mercado para emprendimientos privados. Estas reformas junto al apoyo incondicional del gobierno cubano a los gobiernos del ‘socialismo del siglo XXI’, muestran la necesidad de crítica, autocrítica y reflexión colectiva de la izquierda marxista-leninista en América Latina, para poder avanzar en la construcción de proyectos revolucionarios y socialistas.

Sin duda alguna el socialismo al que aspiramos a construir en Bolivia tendrá características propias, por el momento histórico y las particularidades bolivianas, además será producto de la lucha y construcción de las mayorías trabajadoras de Bolivia, aprendiendo de los errores y aciertos de otros pueblos. La Revolución Cubana, le duela a quien le duela, deja tremendas enseñanzas de dignidad, soberanía, lucha anti-imperialista y sobre todo que otro mundo es posible, y ese legado combatiente defenderemos frente a los impostores del ‘socialismo del siglo XXI’ y frente a la reacción anti-comunista.

1 Trackback / Pingback

  1. Red News | Protestation

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dieciocho + catorce =