LOS POLITIQUEROS SON LOS ENEMIGOS DE YACUIBA

La columna de Jose (*)

Los politiqueros yacuibeños, en realidad son vendedores de mierda que utilizan a la gente prometiendo el cambio, pero cuando ganan ya no quieren cambiar nada, en Yacuiba, los politiqueros acostumbran a sacarse fotografías, entregando al pueblo regalos que no salen de su bolsillo sino del presupuesto público, se bajan del lujoso auto y caminan por las calles que ayudaron a mantener en el subdesarrollo solo cuando son días de campaña, prometerían hasta vacaciones en la luna, pero jamás se atreverían a utilizar los impuestos de los vecinos en generar condiciones de vida más dignas para los de abajo, el discurso de los politiqueros yacuibeños, cada vez convence menos pero lamentablemente los votantes prefieren soportarlos porque no encuentran todavía un discursos diferente, con ideas no destinadas a enamorar a la gente, sino a transformar y dar solución a la realidad económica local, los yacuibeños están convencidos que los enemigos son los politiqueros, porque para los politiqueros, el enemigo no es el subdesarrollo, para los politiqueros, el enemigo no es la pobreza de los de abajo, para los politiqueros, el enemigo no es la falta de inversión en la educación pública, para los politiqueros, el peor enemigo resulta ser otro politiquero. Mientras el poder en Yacuiba siga en la manos de los politiqueros, los problemas seguirán sin ser solucionados, pasaran los años y quizás cambiemos al alcalde, pero sí entregamos el gobierno del pueblo a otro politiquero, los de abajo seguiremos lamentando que con cada lluvia Yacuiba quede bajo el agua, otros sufrirán por la falta de agua en días de sequía, los servicios básicos seguirán sin ser para todos, la corrupción va continuar siendo el pan nuestro de cada día y la economía local seguirá estando mal.
El problema, no es quien promete más o quien cumple menos. Cada cierto tiempo los yacuibeños podemos votar y cambiar a nuestro alcalde, pero la ilusión del cambio se acaba pronto, entonces los vecinos escriben en los muros que los políticos son corruptos y que nunca trabajan para solucionar los problemas de los vecinos. Los de abajo podemos cambiar al político que gobierna, pero esa no es la solución a los problemas, la solución a los problemas de los yacuibeños pasa, por cambiar el modelo y construir desde abajo un sistema distinto, que sea inclusivo, diseñando una planificación de las políticas públicas que responda realmente a dar satisfacción a las necesidades básicas. En Yacuiba, los de abajo somos víctimas del mal gobierno. Pero, por otro lado; “el pueblo tiene, en todo tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”.
(*) El autor, José Luis Claros López es Comunicador Social y Escritor.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


diecisiete − dos =