El oficialismo en la universidad de los tarijeños perdió la mitad del apoyo estudiantil en menos de seis meses

La Columna de Jose (*)

Los resultados adversos para el oficialismo en la universidad de los tarijeños, en la elección gremial estudiantil revelan un escenario de desilusión, antes derrocar a los referentes del anterior sistema demoró cuatro años ininterrumpidos de campaña permanente, sin embargo, una vez en el poder las nuevas autoridades tanto en Tarija como en Yacuiba pecaron por su soberbia y creer que lograron sin ayuda, una victoria que representaba un capital político que se fue disolviendo conforme pasaban los meses y el problema es que se tiene miedo de hacer lo correcto de tomar decisiones que cambien el modelo; no se trata únicamente de realizar supuestos cambios que son maquillaje, por ejemplo en Yacuiba el antiguo reducto de la rosca de un tiempo a esta parte, no cambio nada, el poder en la universidad sigue siendo manejado por una minoría docente, el gremio estudiantil continua sin comprender que necesita un liderazgo de verdad que sea capaz de colocarse del lado de los estudiantes siempre y no sólo sea con el discurso para luego bajar la cabeza cuando los docentes exigen sumisión. El cogobierno significa que los docentes no pueden decidir sin consultar a los estudiantes, pero los docentes consiguieron que los estudiantes acepten, que deben callar y obedecer lo cual significa la imposición de una figura dictatorial.

La realidad en la universidad de los tarijeños, es que hay una universidad de primera en capital y una universidad de segunda en el Chaco, los problemas académicos en Yacuiba llegan hasta el cielo, pero se prefiere ocultar la verdad, el pasado se repite de nuevo en el presente y los perjudicados serán siempre los estudiantes.

Luego de muchas vueltas, por fin se realizaron elecciones estudiantiles en la universidad de los tarijeños, el oficialismo fue a la elección con el convencimiento que superaría los resultados del año pasado en el gremio estudiantil, pero la felicidad se transformó en una tragedia que les arruino la fiesta, cayeron estrepitosamente por la voluntad de los estudiantes, que dice que 5 de cada 10 estudiantes que hace algunos meses votaron por el llamado “cambio” dejaron de confiar en el frente oficialista, que quiere decir esto; que los estudiantes le dieron un voto castigo a la soberbia y la falta de decisiones que garanticen una mejor calidad académica. La universidad de los tarijeños, perdió su alma hace mucho tiempo y por eso ahora pide una reforma, ambos ideales, liderar una reforma y el recuperar el alma de la universidad intentarán ser empujados a un calabozo porque afectan a los intereses de una minoría, pero la historia enseña que no existen cárceles que aprisionen los ideales.

(*) El autor, José Luis Claros López, es Director de la Fundación Nemboati, Comunicador Social y Escritor.

1 Trackback / Pingback

  1. Red News | Protestation

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


uno × uno =