Juventudes del MAS: defensores de los ‘socios’ transnacionales, la represión y la corrupción

-Simón Arancibia

“La revolución no se lleva en los labios para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella.” (Che Guevara)

La angurria de poder y la desesperación de asaltar las instituciones públicas, son elementos que unen la gran mayoría de la militancia joven del MAS. El discurso de cambio, de transformación, y de revolución, apelando a imágenes desde Tupak Katari hasta Marx, pasando por el Che, parecen sucumbir ante la pelea desenfrenada por asumir la máxima dirección de las Juventudes del MAS y así poder hacer méritos ante el líder eterno – Evo.

El Congreso Nacional de Juventudes del MAS realizado en Tarija el 22 y 23 de abril, muestra las claras divisiones, no en torno a diferencias ideológicas (ya que estas podrían ser superadas con un debate), sino alrededor de cupos en el gobierno. El silencio oficial frente a los sucesos lamentables, la gasificación, las golpizas y el destrozo no sorprende. Son estos mismos los que justifican el asalto a las organizaciones populares y juveniles, los que respaldan plenamente a los dirigentillos quincuagenarios en el movimiento estudiantil, los que creen que todo se resuelve con prebendas y corrupción.

Debemos ser claros al plantear que ninguno de los grupúsculos pro-oficialistas (leáse Columna Sur, Generación Evo, FREC, MIU, Resistencia, Zurda, Siglo XXI, TSC, las ‘Juventudes’ de los mal-llamados PC y PCMLM) representan una postura más ‘progresista’ dentro del proceso de cambio, sino que todos defienden a capa y espada el gobierno mientras invade territorios indígenas y parques nacionales, mientras entregan nuestros recursos a sus ‘socios’ transnacionales, mientras reprime a los movimientos populares, todo a cambio del malhabido financiamiento estatal y sus ‘cupos’. No son marxistas, ni son leninistas, ni son revolucionarios, mucho menos son comunistas, ni siquiera son izquierdistas quienes justifican un gobierno capitalista, pro-imperialista, anti-popular, anti-nacional y corrupto; son farsantes, ni más ni menos.

Con estas aseveraciones no niego la posibilidad de que existan (por muy pocos que sean) algunos militantes de base honestos que creen el discurso de izquierda y de verdad luchan por un cambio, pero a estas alturas el único acto consecuente que les queda es alejarse de las filas nauseabundas azulinas e incorporarse a las luchas del pueblo por un cambio de verdad.

Existimos jóvenes que somos de izquierda, jóvenes marxistas, feministas, ecologistas, democráticos, patriotas, que luchamos sin descanso por el país que queríamos, por el cambio revolucionario, por la soberanía nacional, contra la soberbia, contra la represión, contra el odio. Reivindicamos los héroes, las consignas y el discurso que nos pertenecen por historia, por coherencia, por derecho y no permitiremos que los corruptos sigan usurpando nuestra identidad como jóvenes izquierdas. Los jóvenes de izquierda existimos y nos organizamos porque Bolivia necesita una verdadera Revolución.

Gasificación

#Tarija Congreso de Juventudes del MAS termina con gasificación. #KandireVer vídeo aquí:

Geplaatst door Kandire.bo op maandag 23 april 2018

1 Trackback / Pingback

  1. Red News | Protestation

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


13 − nueve =