Mediocridad institucionalizada en la CEUB

ceub

-Esteban Ramirez

El XIII Congreso Nacional de Universidades, levantó su cuarto intermedio (que resolvió tras el asesinato de Jonathan Quispe V. en mayo de este años), en pleno receso académico con el objetivo claro de delinear una política universitaria servicial al gobierno de turno. La ‘máxima dirigencia universitaria’ que usurpó funciones de CEUB durante más de medio año (el Presidium del Congreso actuó como Comité Ejecutivo), ahora da una puñalada a la calidad académica de la Universidad Boliviana y su obligación de investigar para el desarrollo nacional.

Es irónico ver cómo ‘dirigentes’ de la Confederación Universitaria Boliviana, quienes llevan más de 25 años ‘estudiando’ ahora consideran pertinente proponer la ‘doble titulación’ para que hayan más titulados, que en los hechos elimina el requisito de elaborar una tesis, dar un examen de grado o hacer el trabajo dirigido para titularse, en su lugar vergonzosamente plantea la compra del título mediante el curso de un diplomado. El egresado realizaría el curso de tres meses de diplomado, pagando montos elevados (al menos 150% el Salario Mínimo Nacional) y recibe su diplomado y el grado de licenciatura como yapa. Esto tiene un sólo nombre – privatización de la educación superior.

El trabajo de investigación que representa la tesis es parte del compromiso social que debe tener el profesional de la Universidad Pública, al aplicar sus conocimientos para aportar al desarrollo nacional independiente, devolviendo así al pueblo que ha financiado su educación superior. Lo que corresponde en lugar de dar salidas pagadas a la falta de titulación, es invertir en crear condiciones óptimas para estudiantes egresados, becas y otros mecanismos de apoyo que permitan la investigación dentro de la Universidad Boliviana, paralelamente eliminando los trámites innecesarios.

Es una vergüenza que los lacayos mediocres del gobierno de turno que hoy ocupan cargos dentro de la CUB y la CEUB atenten impunemente contra la calidad académica, contra la investigación, contra el compromiso social de la Universidad y contra el carácter gratuito de la Educación Superior. La comunidad universitaria debemos recuperar nuestro co-gobierno docente-estudiantil de las manos de los eternos dirigentes, corruptos y serviles al oficialismo para que nuestra Universidad Boliviana cumpla con su papel histórico – el compromiso intelectual para la liberación nacional y social y la formación íntegra de profesionales críticos y capaces.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


9 − 5 =