Editorial – Tinta Roja No. 12

La unidad ideológica, política y orgánica caracteriza a los Partidos marxista-leninistas es la fortaleza que nos caracteriza frente a otras agrupaciones. Nuestro Partido tiene importantes hitos que marcan los avances en cada uno de estos elementos. En lo ideológico – nuestro Primer Congreso Nacional (Julio 2019) reafirmó nuestro ideología marxista-leninista, nuestra afiliación internacional a la CIPOML y la línea política del Partido. En lo político – los plenos del Comité Central han reafirmado nuestra unidad en torno a la línea de lucha frontal contra el régimen oligárquico fascista por la democracia popular y la revolución socialista. En lo orgánico – la Primera Conferencia Nacional Orgánica “Ricardo Valle Cloza” marca un hito en la vida del Partido para consolidar la unidad orgánica y avanzar en la planificación del trabajo político.
El proceso de construcción partidaria tiene un carácter dialéctico con avances y retrocesos; con la férrea unidad de los comunistas en torno a nuestros principios y nuestras convicciones hemos salido fortalecidos de la Primera Conferencia con una dirección más sólida y una línea de trabajo trazado.
El temple de los comunistas en estos momentos tan complejos, de levantar en alto las banderas rojas de lucha de la clase obrera por la Revolución Boliviana. En ese horizonte es fundamental avanzar en la construcción del Frente de Liberación Nacional como espacio unitario de las fuerzas democráticas, progresistas, anti-imperialistas y anti-fascistas que luchan por una verdadera democracia popular en Bolivia. En esta construcción los comunistas debemos enraizar nuestra presencia en la clase trabajadora, el campesinado, la juventud para luchar junto al pueblo contra el ascenso del fascismo que atenta contra las libertades del pueblo boliviano.

Descargar aquí

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


doce − 5 =