Tinta Roja No. 16

Hacer Click para Descargar

No es la primera vez que se clausura el año escolar de forma adelantada en nuestro país, aprobando por decreto a todos los estudiantes de nivel primario y secundario. Es más, ya pareciera una costumbre de los gobiernos de facto en nuestro país, siendo que Barrientos (1968), Banzer (1971 y 1974), Natusch Busch (1979) y García Meza (1980) suspendieron o clausuraron el año escolar con el objetivo de desmovilizar y desarticular protestas estudiantiles, magisteriales y universitarias. El régimen de Añez clausura el año escolar pero deja abierta la posibilidad de los colegios particulares de seguir pasando clases virtuales, es decir, quienes tengan recursos y medios para seguir estudiando lo pueden hacer pero el Estado no se hará responsable de garantizar el ejercicio pleno del derecho a la educación.


Las acusaciones de que el sindicalismo docente sería responsable del cierre del año lectivo, tampoco son novedad, bajo el rótulo de subversivos, terroristas, sediciosos, etc. siempre se ha querido acallar a los sectores populares movilizados en defensa de sus derechos.


Desde el PCR brindamos todo nuestro apoyo y solidaridad militante a la lucha en defensa de la educación pública, gratuita y de calidad.


La clausura del año escolar no sólo demuestra el culto a la ignorancia que predomina en el régimen, sino también la total incapcidad de los ministros golpistas en la gestión del Estado. La intención es clara – avanzar hacía una mayor privatización de la educación en Bolivia para favorecer a los grupos económicos que hoy usurpan el gobierno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


2 × uno =