Tinta Roja | Órgano del Partido Comunista Revolucionario (PCR) Bolivia

La Defensa el Marxismo-Leninismo | Conferencia de Partidos Comunistas y Obreros de 1960

Entre noviembre y diciembre del año 1960 se reunieron en Moscú los representantes de 81 Partidos Comunistas y Obreros para debatir las posiciones del movimiento comunista internacional ante las crecientes contradicciones entre el revisionismo krushevista y el marxismo-leninismo. El XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética marcó un punto de quiebre en el que la camarilla de Krushev impusieron sus tesis revisionistas: la coexistencia pacífica (negando la lucha de clases), el Partido de todo el pueblo (negando la esencia clasista del Partido), la vía parlamentaria o pacífica al socialismo (negando la necesidad de la violencia revolucionaria), así como las mentiras contra el camarada Stalin. En la Conferencia de Moscú, el camarada Enver Hoxha en representación del Partido del Trabajo de Albania defendió con claridad la línea marxista-leninista frente a las vacilaciones del revisionismo.

“La práctica ha confirmado cabalmente que el revisionismo contemporáneo se ha esforzado por todos los medios en desacreditar, disfrazándose con slogans seudomarxistas y seudorrevolucionarios, nuestra gran doctrina, el marxismo-leninismo, a la que ha declarado “envejecida” e inadecuada al desarrollo social. Ocultándose tras el slogan del marxismo creador y de las nuevas condiciones, los revisionistas han intentado, por un lado, despojar al marxismo-leninismo de su espíritu revolucionario y sofocar la confianza de la clase obrera y del pueblo trabajador en el socialismo y, porel otro, se han esforzado en embellecer al imperialismo y en presentarlo como amansado y pacifico. Los tres afios transcurridos desde la Conferencia de Moscú han confirmado plenamente que los revisionistas contemporáneos no son sino escisionistas del movimiento comunista y del campo del socialismo, fieles lacayos del imperialismo y enemigos jurados del socialismo y de la clase obrera.”

-Enver Hoxha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =